La cortina de humo de Octavio Zambrano

Les dejo mi columna que se publicó el lunes 25 de mayo del 2015 en el Diario Últimas Noticias.

—— ——–

Antes de despedirse del fútbol ecuatoriano, Octavio Zambrano destapó una olla de grillos. El exentrenador de El Nacional dejó entrever que en el torneo nacional hay jugadores con identidades adulteradas y varios se sintieron afectados.

De inmediato, la Federación Ecuatoriana de Fútbol anunció medidas de investigación y Liga de Quito se vio en la obligación de restringir la participación de uno de sus juveniles.

Es verdad, esto pasa en nuestro fútbol, pero Zambrano utilizó ese discurso para despistar. El DT usó esta cortina de humo y muchos se olvidaron de la muy mala temporada que tuvo con los criollos.

Zambrano no pudo manejar el camerino, tomó muchas decisiones equivocadas y mantuvo un discurso que no se apegaba a la realidad, porque siempre sostuvo que su equipo iba en ascenso, cuando la verdad es que estaba rumbo a perder la categoría.

Tomaron la mejor decisión posible

El otro día estaba hurgando en el archivo y me encontré con una columna que escribí en Últimas Noticias el 24 de septiembre del 2011. Hablaba sobre los hermanos Marie Elise y Bernardo Casares, dos cracks del tenis quiteño que no lograron explotar por varios motivos, principalmente por la falta de apoyo. En esa columna le decía al papá de estos chicos que tomó la mejor decisión posible y hoy, cuatro años más tarde me entero que Marie Elise obtuvo su título de Ingeniera en la Universidad de Vanderbilt y de lo que conozco, su hermano también prefirió los estudios, después de un paso por Brasil. Aquí les dejo la columna para que conozcan esta historia.

——– ———

Tomaron la mejor decisión posible

Bernardo y Marie Elise Casares. Imagen del 2010, cuando su única pasión era el tenis. Foto: Tomada de El Comercio.

Los hermanos Bernardo y Marie Elise Casares. Imagen del 2010, cuando su única pasión era el tenis. Foto: Tomada de El Comercio.

A Marie Elise y Bernardo Casares los conocí hace seis años. No hacía falta verlos jugar más de un set, para darse cuenta de su tremendo potencial. De ahí en adelante, los Casares ganaron todo torneo nacional que jugaron. La mayor de los Casares mostró jerarquía afuera del país. Ganó varios torneos y se consolidó como una de las mejores juveniles de Sudamérica, al punto que clasificó cuatro veces para la selección que jugó torneos en Europa.

Bernardo era hábil también. Ganó estatura y con eso fuerza. Pero tenía una garra que contagiaba. Su pasión por el tenis se notaba en cada punto. Era hecho para la Copa Davis.

Pero hablo en pasado. Marie Elise ya no jugará por Ecuador. Ella aceptó una beca en Estados Unidos y con eso prácticamente desistió de ser una tenista profesional.

Y su hermano se fue de Ecuador. Aceptó la propuesta de jugar por Brasil (tiene doble nacionalidad) y ahora se prepara para disputar las Olimpiadas de Río 2016 por ese país.

Su padre, con nostalgia me dijo esta semana que espera haber tomado la mejor decisión. Que no tenga culpa, hizo lo mejor. Sus hijos encontraron en otro lado, lo que el país no les pudo dar: apoyo y respaldo para triunfar.

——- ——-

* Para que tengan más información, les dejo un reportaje que escribí al respecto en aquel entonces: “Ecuador perdió a los Casares”. 

¿A la Selección van los mejores?

Les dejo mi columna que se publicó este 18 de mayo en Últimas Noticias

—— —–

Hay que ser sinceros, en el Ecuador no existe la cantidad suficiente de jugadores de primer nivel para que jueguen en la Selección. Por eso, siempre hay que completar la nómina con algunos nombres que causan polémica y que son discutidos por la opinión pública.

Por ese motivo llama la atención que Gustavo Quinteros no haya incluido a Joffre Guerrón, uno de los ecuatorianos que mejor ha rendido el extranjeros en la última temporada. Y más aún tras la ausencia de Felipe Caicedo, que decidió no jugar la Copa América para recuperarse de una lesión.

¿Qué pasó en el camino? Solo el director técnico de la Tricolor tiene la respuesta. Al fin y al cabo, él es quien conforma la lista y el que se juega el puesto en cada decisión. Pero que nadie diga que a la Selección van los mejores, porque sino Guerrón y Norberto Araujo merecían estar. A la Selección van los que el entrenador quiere, punto.

Gustavo Quinterps cuando dirigía al Emelec. Foto: Tomada de Bendito Fútbol.

Gustavo Quinterps cuando dirigía al Emelec. Foto: Tomada de Bendito Fútbol.

Liga de Quito ganará la etapa

Les dejo mi columna publicada en Últimas Noticias este lunes 4 de mayo. 

—- —-

Liga de Quito ganará la etapa

Liga de Quito no juega un fútbol brillante, su rendimiento no es deslotado, sus victorias no terminan por ser contundentes y de visitante cambia drásticamente su rendimiento… pero eso le alcanzará para ganar la primera etapa del campeonato.

El miércoles ante Barcelona el plantel de Luis Zubeldía jugó mal, solo que en frente tuvo un equipo con miedo. Y ayer, frente a la Universidad Católica, los universitarios volvieron a mostrar debilidad principalmente en ataque.

Pero la ‘U’ tiene tres virtudes principales: se nota que el plantel está comprometido con su entrenador, tiene un banco de suplentes interesante y sabe sostener resultados.

Ese rendimiento le alcanza a Liga para cumplir con la media inglesa (ganar de local y empatar de visitante), lo que estadísticamente le aseguraría un puesto en la final del torneo de este año.

José Francisco Cevallos se ha ganado un lugar en el equipo de Luis Zubeldía. Foto: Diego Pallero / El Comercio

José Francisco Cevallos Jr. se ha ganado un lugar en el equipo del entrenador Luis Zubeldía. Foto: Diego Pallero / El Comercio

¿Qué pasó en el Deportivo Quito?

Les dejo mi columna publicada este lunes 20 de abril del 2015 en el Diario en Últimas Noticias.

—– —–

¿Qué pasó en el Deportivo Quito?

Lo que sucede en Deportivo Quito parece inexplicable. Las deudas no han disminuido, los acreedores no han desaparecido, los problemas persisten, pero el equipo rinde en la cancha. ¿Qué ocurrió? Bueno, hay tres factores que explican la buena temporada que está teniendo el cuadro de la Plaza del Teatro.

El primero tiene que ver con algo tan sencillo como cobrar los sueldos a tiempo. El plantel ha recibido sus salarios casi al día y eso se refleja en la tranquilidad con la que juegan. El segundo es consecuencia del anterior. La estabilidad de los jugadores ha generado una sinergia que se consolida con el transcurso de los partidos.

Y por último está la presencia de Tabaré Silva, que resultó reconfortante en un plantel que tuvo que empezar desde cero. El DT uruguayo ha sabido tomar decisiones y ha llevado a Deportivo Quito a un nivel que nadie pudo imaginar.

La presencia de Franklin Salas le ha hecho muy bien a Deportivo Quito. Foto: Julio Estrella / El Comercio

La presencia del ‘Mago’ Franklin Salas le ha hecho muy bien a Deportivo Quito en la temporada 2015. Foto: Julio Estrella / El Comercio

El peor problema es el moral

Mi columna publicada en Últimas Noticias el lunes 18 de agosto del 2014.

————- ————

El peor problema es el moral

A la Federación Ecuatoriana de Fútbol se le han abierto innumerables frentes después de la Copa del Mundo. La huelga de futbolistas, la guerra con la familia Paz, la lista de invitados a Brasil, las facturas de Vinicio Luna y muchos otros.

Pero ninguno de esos problemas ha sido enfrentado por la Ecuafútbol con claridad. En su discurso, Luis Chiriboga siempre ha iniciado su defensa argumentando que la FEF es un ente privado y que no tiene porqué dar explicaciones a nadie.

Más temprano que tarde nos olvidaremos de todos esos escándalos, Chiriboga utilizará alguna cortina de humo –como siempre lo hace- y en poco tiempo estaremos hablando de otra cosa.

Y ese es el principal problema de nuestro fútbol, el moral. Más allá de cambiar reglamentos o escoger a los mejores directores técnicos, lo que tenemos que aprender en este país es algo de honestidad.​

Nuestro fútbol está podrido, ¡Luis Chiriboga debe irse!

Les dejo mi columna publicada el 23/07/2014 en Bendito Fútbol.

—————- ————–

Nuestro fútbol está podrido, ¡Luis Chiriboga debe irse!

Luis Chiriboga lleva 16 años como presidente de la FEF. Foto: El Comercio

Luis Chiriboga lleva 16 años como presidente de la FEF. Foto: El Comercio

Algún momento tenía que ocurrir. Tantas malas decisiones, tanta prepotencia, tanta inoperencia, tanta soberbia… en algún momento tenía que pasarnos factura. Y llegó el día. Hoy nuestro fútbol vive sus horas más tristes en muchos años.

Resulta que la clasificación a tres Copas del Mundo no ha servido para nada. Al contrario, eso ha servido como cortina de humo para mentir y decir que “somos potencia” y que muchos otros países nos envidian. ¡Mentira! Nuestro fútbol está podrido casi en su totalidad.

¡Y que la FEF no se lave las manos! Es verdad Luis Chiriboga no ha contratado jugadores a precios millonarios en los clubes ni ha sido el responsable de tantas decisiones incoherentes, pero la Ecuafútbol ha permitido que los clubes siguen inflando las burbujas en las que viven sin ningún tipo de freno.

El reglamento obliga a la Federación a sancionar a clubes y dirigentes por endeudamientos e incumplimientos, pero Chiriboga ha dejado pasar y ha ampliado los plazos cada que ha podido. A cambio, claro, ha recibido el respaldo de dirigentes irresponsables que tienen en sus manos el poder de elegir.

Huelga de futbolistas, deudas prácticamente impagables parchadas con quincenas, un futuro oscuro en la Selección, divisiones inferiores abandonadas, cuentas poco claras, manejos poco transparentes, inoperancia absoluta para frenar la crisis… ¿falta algo?

Tal ha sido la ineficiencia de la FEF que los mismos futbolistas han pedido ¡auxilio! al MInisterio de Relaciones Laborales, al Ministerio del Deporte, a la Asamblea Nacional y a la opinión pública. 16 años de Luis Chiriboga en el poder han servido para que nuestro fútbol termine en esto.

Hasta el momento el mandamás de la Federación Ecuatoriana no ha dicho ni una sola palabra sobre su retiro. Es más, retó a Esteban Paz a ganarle en las elecciones. Es decir, en enero se postulará nuevamente para cumplir 20 años en el poder. ¡Increíble!

Las pocas virtudes en la gestión de Luis Chiriboga al frente de la Ecuafútbol no alcanzan a tapar todo el desastre que vivimos. Su tiempo ha culminado y su salida es inminente. Ojalá que nuestro fútbol caiga en mejores manos.