Liga de Quito ganará la etapa

Les dejo mi columna publicada en Últimas Noticias este lunes 4 de mayo. 

—- —-

Liga de Quito ganará la etapa

Liga de Quito no juega un fútbol brillante, su rendimiento no es deslotado, sus victorias no terminan por ser contundentes y de visitante cambia drásticamente su rendimiento… pero eso le alcanzará para ganar la primera etapa del campeonato.

El miércoles ante Barcelona el plantel de Luis Zubeldía jugó mal, solo que en frente tuvo un equipo con miedo. Y ayer, frente a la Universidad Católica, los universitarios volvieron a mostrar debilidad principalmente en ataque.

Pero la ‘U’ tiene tres virtudes principales: se nota que el plantel está comprometido con su entrenador, tiene un banco de suplentes interesante y sabe sostener resultados.

Ese rendimiento le alcanza a Liga para cumplir con la media inglesa (ganar de local y empatar de visitante), lo que estadísticamente le aseguraría un puesto en la final del torneo de este año.

José Francisco Cevallos se ha ganado un lugar en el equipo de Luis Zubeldía. Foto: Diego Pallero / El Comercio

José Francisco Cevallos Jr. se ha ganado un lugar en el equipo del entrenador Luis Zubeldía. Foto: Diego Pallero / El Comercio

Saritama y el jugador que no pudo ser

Les dejo mi columna publicada este lunes 10 de febrero en el Diario Últimas Noticias. Habla de Luis Fernando Saritama, un jugador con el que he tenido la suerte de hablar en algunas ocasiones y a quien respeto mucho como futbolista y como persona. Siempre se ha portado muy amable conmigo. Digo esto porque hubo quien me reclamó por esta columna y donde digo lo que pienso. Saritama es un buen jugador, pero entrará en la historia como uno de los más brillantes. 

————– ————–

Saritama y el jugador que no pudo ser

Luis Fernando Saritama no será recordado en la historia por ser uno de los jugadores más hábiles de nuestro fútbol. Más bien, su huella quedará impregnada por su trascendencia con la camiseta del Deportivo Quito.

Muchos pensamos que el nivel del 2008, 2009 y 2010 le alcanzaría para jugar en un gran equipo del exterior y que la camiseta azulgrana no era su techo.

Pero en un momento de desesperación, Saritama aceptó la propuesta menos indicada y fichó por Liga, el rival al que él siempre quiso ganarle. Eso valió para que los hinchas de la AKD lo juzgaran por siempre.

Un año más tarde, LFS10 se va de la ‘U’ sin haber logrado nada y además con el rechazo de la hinchada blanca. A estas alturas de su carrera, Saritama ya no tendrá la gran oportunidad que siempre buscó y ahora empezará el declive del jugador que es y no del que pudo ser.

Dos años para el que le disparó al ‘Chucho’

Esta es la nota donde se cuenta la sentencia de dos años que le dieron al que le disparó al ‘Chucho’ Bolaños. La escribió mi amiga Evelyn Jácome y fue publicada en la edición del 22/11/2011 de Últimas Noticias. Les adjunto una foto de la portada del Diario.  

El que disparó al ‘Chucho’ va a cana

“Yo lo reconocí. Lo vi cuando estaba apuntando a Bolaños en la cabeza. Cuando fui a la PJ, ni siquiera sabía que lo habían detenido pero me mostraron a 10 hombres y enseguida lo identifiqué. Cuando estábamos en el Quicentro, dos sujetos, corpulentos, altos, de acento colombiano, nos dijeron que nos bajemos del carro. Uno vestía una chompa ploma y nos pedía que le entreguemos el dinero. Luego agaché la cabeza y escuché los disparos”. Ese fue el testimonio que incriminó a Eliseo Melo, de 28 años, quien el 25 de febrero del 2011 intentó asaltar a Luis Bolaños y a Éder Manteca en el parqueadero del Quicentro Shopping, y que, tras no conseguir el dinero, les dio varios disparos y huyó.

Durante la audiencia de juzgamiento, Bolaños aseguró que no pudo ver bien al asaltante, pero que Éder, su amigo, sí lo hizo. Dijo que ese día había ido a entrenarse en forma normal a Pomasqui y que a eso de las 12:00 con su amigo Éder fue al Banco de Guayaquil por El Inca donde retiró USD 5 000, dinero que tenía que entregarlo a su esposa Estefani Tejada en el Quicentro a las 12:50.

Al llegar al centro comercial, mientras buscaba un parqueadero bajó las ventas para dar un autógrafo a un amigo que por casualidad encontró. Luego de despedirse de él, vio que otra persona se acercó y le apuntó en la cabeza con un arma de fuego. “Si me regresas a ver, te meto un tiro”, contó que le dijeron mientras le pedían que entregara sus joyas. Bolaños aseguró que había mucha gente y que los carros comenzaron a pitar. Entonces el agresor al parecer, se asustó. Bolaños agachó la cabeza y solo sintió los disparos.

En total recibió tres tiros que le ocasionaron una incapacidad de hasta 30 días, según el examen médico legal. Luego de la agresión, el Mazda color gris que Bolaños conducía terminó impactándose en uno de los locales de venta de comida del lugar. Entonces llegaron los policías y la persecución empezó.

La captura

Dicen los agentes que testificaron en la audiencia que todas las patrullas que estaban en la zona recibieron la disposición por radio para que buscaran a dos motos, una gris y otra roja, con dos ocupantes cada una, que acababan de atentar contra la vida de dos personas. Además, describieron a los sospechosos.

Uno de los uniformados aseguró que al encontrarse en las calles El Telégrafo y El Tiempo, vio a un hombre que corría y al percatarse de la presencia de la Policía, no pudo ocultar su nerviosismo.Cuando lo abordaron, el sujeto resultó ser colombiano y cargaba una mochila negra con plomo, en cuyo interior tenía una chompa ploma, un poncho de aguas azul marino, una bufanda ploma y dos sobres de manila.

“Yo no fui”

El hombre nacido en Bogotá dijo al Tribunal que es estilista y vive en Carcelén. Sostuvo que ese día salió a las 07:30 de su casa y fue a la peluquería en la que trabajaba en la 6 de Diciembre. Dijo que a la 13:30 salió a almorzar y le pidió permiso a su jefe para ir a buscar un local porque quería ponerse un puesto de arepas.

Aseguró que cuando estaba en la av. Naciones Unidad un policía lo detuvo. “Es cierto que tenía un poncho impermeable, pero no sabía que aquí eso era frecuente en las personas que viajan en moto. Soy inocente”, repitió.

A pesar de que no encontraron rastros de haber disparado un arma en la piel de Eliseo, el Tribunal encontró su testimonio débil e incoherente y lo sentenció a pasar dos años en prisión. Eliseo no apeló y el 1 de este mes, la sentencia fue ejecutoriada.