Brasil y Ecuador en un conflicto de marcas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los auspiciantes de las selecciones de fútbol invierten mucho dinero para que sus marcas se expongan la mayor cantidad de veces posible. Los logotipos cumplen la función de representar todo un simbolismo de lo que significa un producto o servicio.

Los departamentos de mercadeo y publicidad hacen lo posible para que su logo se reconozca en cualquier lugar del mundo. Si alguien ese dibujo, tiene que saber de qué marca se trata. Es así de simple.

Por eso, las empresas patrocinadoras no están dispuestas a ceder ni un solo espacio y es ahí cuando empiezan los conflictos. Un pequeño conflicto ocurrió este jueves 1 de septiembre en el estadio Olímpico Atahualpa, cuando cada selección tuvo que montar su propia zona de prensa, a pesar de existir una sala específica para estos temas.

La remodelada sala de prensa del Atahualpa, bautizada con el nombre de ‘Héctor Morales’, es auspiciada por Claro, que a la vez es patrocinador de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Sin embargo, la selección brasileña tiene como auspiciante a Vivo, compañía de telefonía móvil, televisión por cable e internet.

“Hay un conflicto de intereses”, dijo uno de los representantes del departamento de prensa de la Confederación brasileña de Fútbol (CBF), cuando se le preguntó, por qué Tite no daría la rueda de prensa después del partido, en el lugar predeterminado por la FEF.

Claro y Vivo no fueron las únicas marcas en conflicto. La Ecuafútbol es auspiciada por Pilsener, la CBF por Guaraná Antártica (la bebida más popular de Brasil); la FEF está con Marathon Sports y la CBF con Nike… todo esto generó un impasse entre los departamentos de comunicación de ambas delegaciones, que obviamente, protegían a sus marcas.

Al final, Ecuador y Brasil montaron dos lugares distintos para las conferencias de prensa de sus entrenadores.

Anuncios

¿A la Selección van los mejores?

Les dejo mi columna que se publicó este 18 de mayo en Últimas Noticias

—— —–

Hay que ser sinceros, en el Ecuador no existe la cantidad suficiente de jugadores de primer nivel para que jueguen en la Selección. Por eso, siempre hay que completar la nómina con algunos nombres que causan polémica y que son discutidos por la opinión pública.

Por ese motivo llama la atención que Gustavo Quinteros no haya incluido a Joffre Guerrón, uno de los ecuatorianos que mejor ha rendido el extranjeros en la última temporada. Y más aún tras la ausencia de Felipe Caicedo, que decidió no jugar la Copa América para recuperarse de una lesión.

¿Qué pasó en el camino? Solo el director técnico de la Tricolor tiene la respuesta. Al fin y al cabo, él es quien conforma la lista y el que se juega el puesto en cada decisión. Pero que nadie diga que a la Selección van los mejores, porque sino Guerrón y Norberto Araujo merecían estar. A la Selección van los que el entrenador quiere, punto.

Gustavo Quinterps cuando dirigía al Emelec. Foto: Tomada de Bendito Fútbol.

Gustavo Quinterps cuando dirigía al Emelec. Foto: Tomada de Bendito Fútbol.

El peor problema es el moral

Mi columna publicada en Últimas Noticias el lunes 18 de agosto del 2014.

————- ————

El peor problema es el moral

A la Federación Ecuatoriana de Fútbol se le han abierto innumerables frentes después de la Copa del Mundo. La huelga de futbolistas, la guerra con la familia Paz, la lista de invitados a Brasil, las facturas de Vinicio Luna y muchos otros.

Pero ninguno de esos problemas ha sido enfrentado por la Ecuafútbol con claridad. En su discurso, Luis Chiriboga siempre ha iniciado su defensa argumentando que la FEF es un ente privado y que no tiene porqué dar explicaciones a nadie.

Más temprano que tarde nos olvidaremos de todos esos escándalos, Chiriboga utilizará alguna cortina de humo –como siempre lo hace- y en poco tiempo estaremos hablando de otra cosa.

Y ese es el principal problema de nuestro fútbol, el moral. Más allá de cambiar reglamentos o escoger a los mejores directores técnicos, lo que tenemos que aprender en este país es algo de honestidad.​

El Mundial destapó la podredumbre

Les dejo mi columna publicada el 21/07/2014 en Últimas Noticias

———– ————

El Mundial destapó la podredumbre

Luis Chiriboga asumió la presidencia de la Federación Ecuatoriana de Fútbol en 1998.

Luis Chiriboga asumió la presidencia de la Federación Ecuatoriana de Fútbol en 1998 . Foto: El Comercio

Haber clasificado al Mundial de Brasil y quedar eliminados en primera fase ha servido al menos para evidenciar toda la podredumbre que vive nuestro fútbol: jugadores que no cobran desde enero, violencia entre hinchadas, manejo poco transparente en la FEF, discusiones en el camerino de la Selección, etc.

Toda esa fantasía que nos vendió la Federación Ecuatoriana de Fútbol y ese discurso de que nuestro fútbol está entre los mejores del mundo resultó mentira. La verdad es que la situación no aguanta más y los jugadores llegaron al límite de parar el campeonato.

¡Y a Luis Chiriboga esto solo le parece “exagerado”! Exagerado es que lleve 16 años en el cargo y quiera continuar. Si él se va, no se arreglarán todos los problemas de inmediato, pero un cambio es necesario para refrescar al fútbol ecuatoriano. Las virtudes de su gestión no sirven para tapar todo el desastre que se vive actualmente. ​

El extraño amistoso que montó la FEF

Les dejo mi columna publicada este lunes 21 de abril del 2014 en Últimas Noticias. Es mi opinión sobre ese amistoso-burla que la FEF montó por culpa de las dudas que tienen Reinaldo Rueda y que en cuatro años no ha podido solventar. Espero sus comentarios.

———— ———-

El extraño amistoso que montó la FEF

El extraño amistoso que montó la Federación Ecuatoriana de Fútbol entre un combinado local y las ‘estrellas extranjeras’ tiene una sola explicación: las dudas de Reinaldo Rueda sobre los jugadores que va a llevar al Mundial de Brasil.

La FEF y Luis Chiriboga creen que pueden engañar a los hinchas vendiendo a este partido como “un microciclo para sacar conclusiones” y “la oportunidad para que la Selección se despida de su hinchada”. No todos nos comemos ese cuento.

La verdad es que a Rueda le hace falta un defensa y un delantero y solo para buscar una opción en esas posiciones montó toda esta parafernalia.

¿Quiénes parten con ventaja? De todos los convocados los más opcionados para meterse en la lista definitiva son Luis Checa y Carlos Tenorio. No era necesario todo un show y vendérselo a la gente como la gran solución de la Ecuafútbol y su entrenador.

Las cifras de este blog en el 2013

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 2.900 veces en 2013. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 48 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

El vacío que deja el Chucho Benítez

Todavía no termino de entender lo que sucedió con Christian Benítez. Escucho los relatos de sus goles, miro sus fotografías y se me hace nudo la garganta. Pienso en el momento en el que sabía que se iba a morir y le pidió a su esposa Liseth Chalá que cuide a sus hijos y se me humedecen los ojos.

Conocí de cerca al Chucho Benítez en la Copa América de Argentina en el 2011 y se notaba en todo momento lo cariñoso que era con sus compañeros y con su familia. A pesar de las críticas que todos hicimos en ese momento, Christian fue el único que se atrevió a meter a su hijo Fabiano Robinho en la concentración y su esposa fue parte de la delegación oficial en todo ese periplo por Buenos Aires, Santa Fe, Salta y Córdoba.

COPA AMERICAEsta foto la tomó mi amigo Diego Pallero en la cobertura en la Copa América.

Fabiano Robinho Benítez, de 11 años, no es hijo de Liseth sino de Ana Mishell Acosta, con quien el Chucho tuvo una relación antes de casarse con la hija de Cléber Chalá. Este pequeño que en ese entonces tenía 9 años fue la mascota de la Tricolor en esa Copa América. En medio de toda la crisis que Ecuador vivió en ese torneo, con la lesión de Antonio Valencia y la eliminación en la primera etapa, Fabiano Robinho siempre le levantaba el ánimo al Chucho.

Recuerdo el día en que la Selección tomó el vuelo de regreso a nuestro país (14 de julio del 2011), después de perder la noche anterior ante Brasil (4-2) en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba. Todos los jugadores salían cabizbajos del hotel Amerian, menos el Chucho Benítez, quien caminaba de la mano de su inocente hijo que portaba una mochila de Mickey Mouse.

¿Quién le va a explicar a Fabiano Robinho que su papá no lo va poder llevar a más concentraciones?, ¿quién le va a explicar a los gemelos Cristiano y Emmily que su papá ya no estará con ellos?, ¿quién le hará entender a Liseth Chalá que deberá criar a sus hijos sola?, ¿quién podrá consolar a Antonio Valencia y explicarle que su amigo con el que se prestaba las Venus de lona ya no estará con él? Todas estas preguntas me parten el alma.

Que Dios cuide al Chucho Benítez donde quiera que se encuentre y que le de a sus familiares y amigos toda la fuerza necesaria para seguir viviendo sin él. Como dijo mi amigo Jorge Cruz en su cuenta de Twitter, el fútbol es ahora lo menos importante, así que de eso ni siquiera vale la pena hablar.

Paz en su tumba

[youtube.com/watch?v=_Rauc_ChIRo]